¡Me duele la muela! (Colgate vs Crest)

Hola amigos, sé que hace mucho que no publico, he estado súper ocupada y, la verdad poco inspirada… un evento reciente en mi vida me llevó a acercarme a mi blog una vez más y quejarme amargamente. DISCLAMER: este post no es patrocinado por ninguna marca, es mi opinión 100% personal con base a la experiencia que he tenido.

Desde muy pequeña en mi casa me he lavado los dientes con Colgate, siempre he tenido una buena higiene dental, lavándome los dientes como manda el dentista, haciéndome limpiezas regulares (mínimo una vez al año), etc… en diciembre una tía me dio de regalo un paquete de productos para el baño, shampoo, enjuague, desodorantes, cremas para peinar y 2 tubos de pasta dental CREST (sí, sé cómo suena, y no, no me estaba diciendo sucia, nos regaló lo mismo a todos los que asistimos a la fiesta Navideña). Esos tubos los guardé al fondo de mi alacena pensando que nunca los iba a usar, porque, como ya mencioné, yo uso Colgate.

Un día, hace un mes ó 2, se me acabó mi pasta de dientes Colgate Total en la noche, no pudiendo ir a la tienda en ese momento a comprar otra (por la hora y también por flojera, he de admitir) decidí sacar de la alacena uno de los 2 tubos de pasta Crest que me regaló mi tía y comencé a usarlo… se terminó y me seguí con el segundo, porque me acomodó y lo mismo que la vez pasada, flojera de ir a la tienda y, honestamente, para qué gastar en algo que ya tienes, hay que ahorrar muchachos…

¡Gran error! Justo me acabo de terminar el segundo tubo y con muchísima molestia, porque desde hace una semana más o menos, me comenzó un intenso dolor de muela, primero pensé que me había lastimado la encía con algo que comí y que pasaría, ahora el dolor es muy intenso y tras una revisión descubrí UNA CARIES. Algo que, a menos que seas un niño o un puerco, no tiene por qué aparecer en tu boca si tienes una buena higiene dental.

No tengo dinero, ni tiempo, de ir al dentista a curarme la muela… más que nada lo primero… lo que sí, estoy MUY MOLESTA porque es algo que, como adulta, pensé que no volvería vivir. ¡Te odio CREST! ¡Nunca te debí de haber usado! ¡Perdóname Colgate por cambiarte, no lo volveré a hacer! Yo sé que esto jamás pasará, pero, me encantaría que CREST me pagara lo que voy a tener que gastar en el dentista.

Anuncios