La alimentación durante el embarazo

Aclaración importante: como los demás artículos que escribo, esto está basado en las lecturas que he hecho y, especialmente, en mis propias conclusiones a partir de todo lo que leí, investigué y pregunté.

Recuerda que, primero que nada, debes visitar a tu ginecóloga con la frecuencia que ella te indique. Dependiendo de tu edad, peso base y tipo de embarazo que tengas, puede que tus visitas sean más frecuentes que otras o tengas cuidados especiales.

Este artículo está escrito desde mi propia experiencia (después de todo lo que leí, investigué y pregunté). Soy una mujer sana, en sus mid-30’s, sedentaria y en mi peso e IMC adecuado para mi altura, edad y estilo de vida.

El estrés te hace más daño

Una de las primeras cosas que aprendes como mujer embarazada es que el estrés hace muchísimo más daño que cualquier pecadillo que puedas permitirte de vez en cuando. Si mueres de antojo por algo restringido al grado de ponerte de pésimo humor le haces más daño a tu bebé que si lo consumes. (¡Hablo de alimentos, ehhh!).

¿Qué debes evitar comer durante el embarazo y por qué?

Desde antes de embarazarme escuché a mil amigas siempre comentar una lista interminable de alimentos que no debían comer porque un sinnúmero de razones. Naturalmente al momento de saberme embarazada me puse a investigar inmediatamente al respecto y, por supuesto, mi primera parada fue mi ginecóloga.

También, fue muy curioso, desde el momento del embarazo mi propio cuerpo me ha ido dictando qué no comer y qué evitar en qué periodo del embarazo. Claro que este no es el método más confiable, especialmente si no estás acostumbrada a “escuchar” los mensajes de tu cuerpo. Es por ello que también me di a la tarea de investigar y compartir lo que encontré e hice:

Pescados y mariscos

pescados y mariscos en el embarazoElla me explicó que, dado que no tengo ninguna alergia, por mi edad y complexión, no debía restringirme en tipos de alimento salvo: mariscos y alimentos crudos o poco cocidos. Le pregunté que a qué se debía esto y si realmente le hacía daño al bebé. Me explicó que no, que estas restricciones se ponen porque no tienen manera de conocer los hábitos de higiene de los pacientes por lo que prefieren prohibirlos pero que no, no tiene ningún efecto en el bebé. El único problema podría presentarse en comer estos alimentos mal preparados y que esto lleve a una intoxicación, lo que complica muchísimo el tratamiento por el embarazo. Después de explicó que si llevo toda mi vida comiendo en el mismo restaurante y pidiendo el mismo platillo, que adelante, podía comer sushi y mariscos. ¡Con mucha cautela!

Posteriormente, la Dra. Harumi Shimada Beltrán (doctora en biotecnología y… ¡mi prima!) me explicó que, en estos momentos, el mar está muy contaminado por lo que es muy poco recomendable comer pescados y mariscos de aguas profundas debido a su alto contenido de mercurio (¡muy tóxico!). Me sugirió evitar (en cualquier presentación) el atún, el pez espada y cualquier tiburón.

Algunas frutas y especias

especias que debes evitar en el embarazo

Especialmente en el primer trimestre se recomienda evitar algunas especias y frutas porque, de manera natural, producen contracciones en el útero lo que, a algunas mujeres, les podría inducir un aborto espontáneo. Entre la lista de alimentos que encontré que pueden producir contracciones son:

  • La canela
  • La papaya verde (asegúrate de que está bien madura si la comes)
  • La piña
  • Aloe Vera

En internet encontrarás miles de artículos con listados infinitos, yo no he podido encontrar estudios científicos que avalen estas declaraciones; pero, lo mejor es que consultes con tu ginecóloga.

Alimentos procesados y químicos “comestibles”

alimentos procesados que debes evitar en el embarazoSin importar si estás embarazada o no, si eres hombre, mujer o tu edad desde hoy y para siempre puedes eliminar de tu dieta todos los productos químicos que te venden como alimento. Especialmente todos los “sustitutos químicos” del azúcar. El único sustituto natural del azúcar es la Stevia; pero, ¡cuidado! Si el polvo que compras es blanco, esa ya no es Stevia natural, es una tan procesada y refinada que hace el mismo daño que el azúcar. Es importantísimo tratar de evitar por completo el Jarabe de Maíz de Alta Fructosa tarea que -hoy en día- es muy difícil ya cualquier alimento procesado (dulce o no) lo contenga.

De manera natural eliminamos las toxinas de nuestro cuerpo; pero, en este mundo moderno estamos expuestos a más toxinas que las que podemos eliminar de manera natural y es por ello que -especialmente estando embarazadas- debemos evitar consumirlas. Esto se logra diciéndole adiós a cualquier producto enlatado o procesado. Si tiene ingredientes que no puedes pronunciar: no es bueno.

Por supuesto que el azúcar refinada y la harina refinada están en la lista de los alimentos que debes evitar en medida de lo posible; pero, esto realmente aplica también para cualquier persona, sin importar edad o género.

Aceites y grasas malas

aceites comestibles que se deben evitar en el embarazoOJO: nos han vendido los alimentos “libres de grasa” como la panacea; pero, un sinnúmero de estudios han demostrado que las grasas saludables son fundamentales en nuestra dieta. Dile adiós al Yogurt libre de grasa, al queso libre de grasa y más… las grasas de origen natural y saludables son esenciales para tu cerebro y el de tu bebé.

Lo que sí, no todas las grasas son saludables, especialmente las altamente procesadas. Hay muchos aceites de cocina que nos han vendido como saludables; pero, que en realidad hacen muchísimo daño dado que en su proceso químico se forman moléculas demasiado grandes que tu cuerpo no puede procesar de forma eficiente y que solo almacena al no saber qué hacer con éstas. Lo mismo ocurre con la margarina. Recientemente se desmintió el estudio que decía que las grasas animales producían infartos y obesidad. Así que -sin miedo- dile adiós a la margarina de tu refri y permite el regreso de la mantequilla sin sal.

Los aceites que debes evitar son:

  • Aceite de maíz
  • Aceite de cártamo
  • Aceite de soya
  • Aceite de girasol
  • Aceite de arroz
  • Aceite de semilla de algodón
  • Aceite de canola

Bebidas alcohólicas

debes evitar las bebidas alcohólicas en el embarazoUna de las cosas que amé de mi ginecóloga es que me dijo que el alcohol no está terminantemente prohibido. Que una copa de vino o cerveza a la semana no causa ningún daño al bebé. El alcohol solo es permitido de manera súper especial y eventual. Claro, que no es carta abierta para beber todos los días. Solo de vez en cuando y moderándote muchísimo.

Con esta guía es que yo he llevado mi embarazo libre de preocupaciones sobre si debo o no comer algo. Ya bastante preocupada estoy con mil cosas de lo que viene como para que, además, me estrese porque se me antojó comer sushi o le robé un trago de cerveza a mi marido.

Recuerda consultar con tu ginecóloga y escuchar a tu cuerpo. También, tira ya por la ventana la frase “estoy comiendo por 2” porque eso está muy lejos de la verdad. Estás comiendo por 1.01 porque tu bebé solo necesita 300 calorías nutritivas adicionales a tu dieta normal (500 si eres un mujer activa que hace mucho ejercicio).

Los primeros meses probablemente las náuseas no te dejen comer; pero, con suerte, eres de las mujeres que le dice adiós a las náuseas al cumplir el 3er mes y, en ese momento, tendrás un hambre voraz. Come lo más saludable que puedas, come frecuentemente pero modera tus porciones. Y, despídete de lo que te hace daño sin importar si estás embarazada o no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s