Mil Hojas (o Milhojas) Rústico con Frutos del Bosque y con una Reducción de Marsala

Mil Hojas Rústico con Frutos del Bosque

Mil Hojas (o Milhojas) Rústico con Frutos del Bosque

Para hacer este mil hojas necesitas 3 ingredientes básicos:

1. Crema Pastelera (detallo esta receta después de explicarte lo del Hojaldre)

2. Pasta de Hojaldre

3. Frutos del Bosque (yo uso congelados)

En este caso en particular -y cada vez que hago Mil Hojas o algo parecido- preferí comprar la pasta ya hecha. La puedes conseguir en cualquier Supermercado o pastelería.

Para este Mil Hojas yo usé la pasta de Hojaldre que compré en el Soriana; está muy buena, está perfecta para postres o para cualquier otro tipo de platillo. También he usado la del City Market y del Superama.

Suena muy complicado pero a la hora que te animes verás que es muy fácil.

Paso 1: El hojaldre

Retira la pasta de hojaldre del paquete, generalmente viene doblada o en secciones, para este postre en particular requerirás dos porciones de 20 CM cada una.

Despeja un área grande de tu mesa (de preferencia de vidrio o mármol para que sea fácil de limpiar y la masa se mantenga lo más fría posible, eso evitará que se pegue o empiece a perder su forma).

Coloca suficiente harina de trigo en el área de trabajo, coloca la primera porción y con tu mano cubre el Rodillo (Palote o Palo de Amasar) con harina. Todo debe de estar bien cubierto para evitar que se pegue.

Precalienta tu horno a 180°C

Extiende la masa con movimientos firmes pero no presiones muy fuerte para que evites que se pegue el hojaldre a tu mesa de trabajo, extiende hasta que duplique el tamaño, procura mantener la forma rectangular de la pieza. Con un cuchillo filoso corta un rectángulo perfecto (elimina las orillas disparejas). Puedes utilizar una regla (lavada y desinfectada) para calcular el tamaño.

Aparta y repite los pasos con la segunda pieza del Hojaldre. Ya que tengas los dos rectángulos perfectos (deben de ser lo más parecidos posibles) colócalos en una charola para hornear.

Con un tenedor pica la masa para evitar que se infle (lo más probable es que lo haga pero picarla minimizará las posibilidades). Con un huevo y una brocha barniza las dos piezas, después (si tu masa es de sabor neutro) espolvorea azúcar sobre las piezas (yo usé Mascabado y quedó ¡deliciosa!).

Hornea durante 10 minutos o hasta que dore un poco. Retira del horno y deja enfriar. ¡Es muy importante que tanto el hojaldre como la crema pastelera estén fríos para evitar que se escurra todo tu pastel!

Reserva. ¡Hagamos la crema pastelera!

Paso 2: La Crema Pastelera

Esta receta la saqué de mezclar el Libro de Oro de la Repostería de la editorial Degustis  y una receta que encontré en internet y sustituyendo por cosas de mi alacena. El detalle con el Libro de Oro es que indican en los ingredientes “HARINA” pero nunca te dicen dónde ponerla, mi primer intento fue un desastre garrafal. Después de un par de videos de YouTube y una receta de María Lunarillos encontré la fusión perfecta.

Ingredientes:

1/2 litro de leche (2 tazas)

2 cucharaditas de esencia de vainilla (yo nunca tengo ramitas a la mano, pero sí esencia NATURAL)

125g (1/2 taza) de azúcar mascabado (este es el detalle que le terminó de dar el toque rústico al pastel; si hubiera usado azúcar refinada la Crema Pastelera queda de color amarilla, pero con el moscabado queda de un color muy particular.

1/3 taza (40g) de Harina de Trigo (muchas recetas piden harina de maíz o Maizena pero yo no la tenía a la mano)

4 Yemas de Huevo

Preparación:

Caliente la leche con la vainilla, eso ayudará a que se integren los sabores (en especial si tú sí usas vara en vez de esencia). No dejes que hierva, entre más caliente esté tu mezcla más tiempo tendrás que esperar para integrarla con las yemas. Deja enfriar.

Separa las yemas de las claras. Quédate las yemas y guarda las claras (puedes hacerte un rico Omelette mañana).

Con un globo (o varillas) integra las yemas, con la harina (¿el harina?) y el azúcar hasta que quede bien integrado. Poco a poco ve agregando la mezcla de la leche y vainilla, procura que esté fría o a temperatura ambiente, si está muy caliente tendrás un Omelette ¡OJO!

Revuelve e integra bien, regresa la mezcla al fuego. Con una pala de madera, sigue mezclando, sin revolver con fuerza, solo haciendo ochos. Empieza con fuego bajo y ve subiendo la temperatura, en unos 5 minutos tu mezcla pasará de líquido a una textura cremosa. ¡Lo has logrado!

Como te había mencionado, es importante que esté fría tu mezcla y el pan. Así que pásala a un tazón grande y guárdala en el refrigerador. Ponle Papel Plástico para cocina para evitar que se haga una costra en la parte de arriba de tu crema, el papel plástico DEBE TOCAR tu crema, presiónalo para asegurarte de que toda la parte superior esté tocando el papel plástico. Refrigera por lo menos una hora (puedes dejarla toda la noche si lo deseas y hacer el hojaldre al día siguiente).

Paso 3: Las Frutas del Bosque y la salsa de Marsala

Si estás usando frutos del bosque congelados (como yo) retíralos de la bolsa, ponlos sobre un colador grande, deja que se descongelen y escurran.

¿Cuánto usar? Depende de ti, yo en lo particular usé media bolsa para decorar y media bolsa para la salsa porque solo puse los frutos arriba. Puedes rellenar el pastel con la crema pastelera y los frutos del bosque; en lo particular yo solo los puse arriba.

Ingredientes

1/3 de bolsa (1/2 taza) de frutos del bosque

1/4 de taza de Marsala (el Marsala es un vino dulce que se usa para hacer postres)

1/4 de taza de azúcar glass

En una olla pequeña pon los frutos del bosque descongelados, el Marsala y el azúcar a fuego bajo. Revuelve con una cuchara de madera hasta que el vino haya evaporado el alcohol y los ingredientes se hayan integrado bien (en este caso usé solo los frutos suaves y pequeños para que todo se volviera una mezcla líquida sin frutos)

Paso 4: Pastel Mil Hojas con Frutos del Bosque en Salsa de Marsala

Ingredientes

Dos piezas de hojaldre horneadas

Crema Pastelera

1/2 taza de frutos del bosque

Salsa de Marsala y frutos del bosque

Esta es la parte fácil del postre, es solo armar las piezas como si fuera rompecabezas.

Lo más probable es que las piezas de hojaldre, una parte te haya quedado plana (la que tenía contacto con la charola) y otra un poco abultada. Puedes presionar un poco con un tenedor para bajarle los bultos, pero yo te recomiendo que la parte abultada esté hacia la parte interna del pastel y las planas de base para el pastel y de base para la decoración.

Coloca la primera pieza y rellena con la crema pastelera, puedes ponerle tanta como desees, si gustas también puedes poner frutos del bosque junto con la crema pastelera, solo que te recomiendo picarlos ya que el detalle del Mil Hojas es que es un poco complicado de cortar.

Cuando termines de rellenar coloca la tapa (la parte abultada hacia la crema y la parte plana hacia ti). Pon un poco más d la crema pastelera, decora con los frutos del bosque y baña en la salsa de Marsala.

¡Listo! ¡Tienes un postre delicioso!

También puedes hacerlo en porciones individuales desde antes de hornear el hojaldre, puedes calcular y cortar para evitar que tu hermoso pastel se haga pedazos con el primer corte.

¡Prueba la receta y dime qué te pareció! ¿Le cambiaste algunos ingredientes? ¿La has hecho antes?

Itadakimasu!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s