Sin título decente que describe este par de locuras

Mis queridos lectores, esta entrada de blog la utilizaré para intentar aliviar mi conciencia ante un acto que he realizado el sábado pasado que no me da orgullo pero cuando lo recuerdo me trae una macabra sonrisa a la mente… Por otro lado, también para quejarme ampliamente de una película que vi el día de ayer.

El sábado comenzó como cualquier día, un inicio bastante perezoso, abrí el ojo por ahí de las 10 u 11 de la mañana con muchas ganas de hacer algo pero poca imaginación, tenía la gran necesidad de hacer el súper así como de bañar a la piltrafa canina que tengo por perro. Decidí llevarla al parque de las Fuentes que está en el Circuito de Fuentes del Pedregal, para variar -como todo mugre parque de nuestro país en sábado- estaba plagado con “manadas” de Boys Scouts.  Decidí ignorarlos y llevar a Katy al fondo del parque, donde estaríamos lejos de ellos para que ella pudiera correr y divertirse.

Desde que vi a los Scouts recuerdos de mi infancia empezaron a aflorar, de cómo a mi primo Daniel y a mí nos corrían de MI PARQUE unos ñeros de quién sabe qué colonias que decidieron usar MI PARQUE como su zona para Scouts, era frustrante salir a jugar el sábado en las mañanas porque esta plaga estaba en todos lados y no permitían que jugáramos en ninguna zona  porque “ellos lo estaban utilizando”. NADIE de esos pseudoScouts vivía cerca del parque… Bueno, como sea, prometo intentar dejar de divagar así…

Como decía, estaba en el parque con Katy, haciéndola correr, cuando un grupo de 3 Scouts (como de 11 años o tal vez 9) se acercaron para recoger ramas –sabrá Belcebú por qué-, todo fluyó naturalmente, Katy se les acercó una vez los olió y se fue, hasta ahí todo bien. Pero, en otra vuelta que dio mi perra se le vuelve a acercar a los niños pero esta vez a uno en particular quien (sin razón aparente) le aventó una de las ramas más pesadas y gruesas que cargaba. Obviamente me transformé en Pantera, le pegué un grito al niño de “¡¡¡OYEME!!! ¿Qué te pasa?”, se quedó paralizado… me le acerqué pausada pero firme y le empecé a echar una letanía de que por qué demonios le había aventado algo al perro que no le estaba haciendo nada, como buen niño manipulador, empezó a llorar diciendo que no lo había hecho, que sólo jugaba con la rama y casualmente se le había roto (my ass)… El tono con el que le hablaba al niño era firme y fuerte, pero no gritando ni mucho menos… Le expliqué que como Boy Scout tenía la responsabilidad de proteger al ambiente y las criaturas que lo habitan, por lo que agredir a un animal no era correcto… ya hasta que el niño llevaba un buen rato de recibir mi letanía se acerca su cuidadora (o como se llame) a la que apodaban Baguira (me censuré y no le pregunté si con ella estaban Balú y Mogli), me intentó llamar la atención diciéndome que no se deben de intimidar a los niños; obvio esto me molestó más, por lo que le expliqué que no estaba intimidando, que simplemente estaba protegiendo a mi mascota y explicándole al niño que lo que había hecho estaba mal, la pobre mujer se quedó pasmada y sin nada qué responder. Por lo que me di la media vuelta y seguí jugando con Katy.

He de confesar que no es la primera vez que regaño a un niño, es la segunda… la primera vez que lo hice fue también a un Boy Scout que estaba echando basura al canal de desagüe de un riachuelo en el Desierto de los Leones. Le tocó la misma letanía de lo que significa ser Boy Scout. Tristemente, este niño no lloró jajajajajajaja

Esa es mi conciencia, no busco simpatizantes ni apoyo a lo que hice, sé que probablemente estuvo mal porque no es mi lugar ni mi responsabilidad educar a quienes están a mi alrededor y sobre todo si no los conozco… Pero como ecologista potencial, “San Francisca de Asis” y odia humanos, creo que no pude evitarlo…

Bueno, habiéndome descargado les cuento que ayer fui a ver la película de The Expendables (Los Irrompibles) dirigida y protagonizada por Sylvester Stallone… la persona que le dijo a este hombre que podía dirigir es un inculto lame botas… Es de las peores películas (en cuanto a dirección y fotografía) que he visto en mi vida. El intento de tomas de “arte” son excesivas, tomas que apuntan a un gran cuchillo para que veas el reflejo, mal encuadrada y no ves nada, ni el cuchillo porque está fuera de foco. Hay un GRAN reparto en esta película, pero como buen megalómano narcisista, nadie sale más de 5 minutos en cámara, sólo él.

Lo aplaudible de esta película es el coreógrafo, están muy bien pensadas y planeadas las peleas, muy entretenidas. El hombre de efectos especiales es muy bueno, a tal grado que sales empapado de sangre del cine y lleno de escombro de todo lo que explotan. Por último, el diálogo tiene puntadas de humor negro muy buenas.

En resumen: no recomiendo que la vayan a ver al cine, a menos que sean ULTRA fans de Stallone y quieran verlo a él toda la película y no les importe que los demás estén en una o dos escenas.

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Benjamin
    Sep 27, 2010 @ 18:42:43

    si es mejor ver como patean perros callejeros, en total acuerdo…

    Responder

  2. SANTIAGO
    Sep 18, 2010 @ 21:15:02

    MUY BIEN HECHO, ESA ES MI NIETECITA Y MUY INTERESANTE TODO LO QUE LEI EN TU PAGINA O BLOG O LO QQUE SEA

    SALUDOS

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s